Interceptan Sobre con veneno Dirigido a Trump

.-Una investigación preliminar indicó que dio positivo en ricina, un veneno que se encuentra naturalmente en las semillas de ricino, una de las plantas más venenosas que existen, dijo el funcionario.

Washington.-Funcionarios federales de Estados Unidos interceptaron un sobre dirigido a la Casa Blanca y al presidente Donald Trump que contenía ricina, un tipo de veneno, dijo un funcionario policial a la agencia The Associated Press. La carta fue interceptada en una instalación del gobierno que filtra el correo dirigido a la Casa Blanca y al presidente Donald Trump, dijo el funcionario.

Una investigación preliminar indicó que dio positivo en ricina, un veneno que se encuentra naturalmente en las semillas de ricino, una de las plantas más venenosas que existen, dijo el funcionario.

El funcionario no estaba autorizado a discutir públicamente la investigación en curso y habló bajo condición de anonimato. Los investigadores federales estaban trabajando para determinar dónde se originó el sobre y quién lo envió por correo. El FBI, el Servicio Secreto y el Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos dirigían la investigación.

¿Qué es la ricina?

Es una de las sustancias tóxicas más potentes que existen, que principalmente proviene de la semilla del ricino. Así como puede ayudar en algunos tratamientos como la inmunotoxina para el cáncer, se puede usar como arma químico-biológica en armamentos y bombas. En un comunicado, el FBI dijo que los agentes estaban trabajando para investigar «una carta sospechosa recibida en una instalación de correo del gobierno de Estados Unidos» y que «no existe una amenaza conocida para la seguridad pública».

Un veterano de la Marina fue arrestado en 2018 y confesó haber enviado sobres a Trump y miembros de su administración que contenían la sustancia de la que se deriva la ricina. Las autoridades dijeron que el hombre, William Clyde Allen III, envió los sobres con semillas de ricino molidas al presidente, al director del FBI Christopher Wray, junto con el entonces secretario de Defensa, Jim Mattis, la entonces directora de la CIA, Gina Haspel, y otros funcionarios de la administración Trump. Las cartas fueron interceptadas y nadie resultó herido.