En Nada se Beneficia Samalayuca con la Planta de Cementos

.-Dice Javier Meléndez, que por el contrario, GCC está acabando con los recursos naturales de la zona

CIUDAD JUÁREZ.-Luego del incendio del pasado fin de semana en la planta de Cementos de Chihuahua, de nueva cuenta surge la controversia sobre los nulos beneficios que deja a los habitantes de Samalayuca.

«A nosotros en nada nos beneficia la planta de Cementos de Chihuahua, porque lo que genera por el pago de impuestos se quedan en las urnas del gobierno municipal, sin que de ese recursos se destine algo para sufragar las necesidades de Samalayuca, y por el contrario, nos perjudica porque está acabando con los recursos naturales de los que echa mano para la fabricación del cemento», indicó Javier Meléndez, Presidente Seccional del poblado.

Agregó que la planta está sobre una superficie de un millón de metros cuadrados, y que entre otras obligaciones los propietarios deben pagar a los ejidatarios de Ojo de la Casa por unos predios que tiene ocupados desde hace 30 años, lo que no ha sucedido, sin que nadie pueda hacer algo para exigirles cumplan con su responsabilidad.

«Lo sucedido con el incendio es un alerta para que las autoridades les exijan a los accionistas del GCC tomen las medidas de seguridad adecuadas, y que sobre todo se modernicen para que no pongan en riesgo a los habitantes del poblado por alguna desgracia que se pueda presentar», indicó.

Meléndez recordó que la partida anual que el Gobierno Federal otorga por el fondo minero y a los que Samalayuca tiene derecho, tampoco se les entrega nada y que son las administraciones en turno de Ciudad Juárez las que se han apropiado de dichos recursos.