Jefe Diego ‘dobla las manos’ y admite que le gustó la toma de protesta de AMLO

El panista Diego Fernández de Cevallos, mejor conocido como el Jefe, aseguró que la toma de protesta del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fue de su agrado; sin embargo, no quitó el dedo del renglón y cuestionó algunos puntos, tal como la frase ‘me canso, ganso’, la cual calificó de una bravuconada de arrabal.

De acuerdo con su columna publicada en el diario Milenio, Jefe Diego cuestionó los discursos emitidos por López Obrador durante la toma de protesta, diciendo que en términos generales le gustaron, pues el tabasqueño dejó claros sus propósitos de combatir la pobreza y de hacer valer el Estado de derecho. El panista escribió:

ES SUMAMENTE IMPORTANTE NOS SIGAS EN FACEBOOK, PARA QUE RECIBAS LAS NOTICIAS MAS IMPORTANTES AL MOMENTO , GRACIAS POR TU APOYO
Me gustaron, en lo sustancial, ambas alocuciones. Dejó claros sus propósitos de combatir la pobreza y de hacer valer el Estado de derecho. Ambos discursos fueron buenos en cuanto dejó atrás esos largos espacios de silencio, esos vacíos de tiempos entre frases y palabras que hacían insoportables sus proclamas, y que, simulando dislexia, evidenciaban su marrullería”

¿Qué más estuvo bien?
Jefe Diego indicó que otros puntos clave de la toma de protesta fueron la presencia de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller y las propuestas de campaña, mismas que señaló como ambiciosas; sin embargo, podrían llegar a lograrse.
Presentó propuestas de gobierno y de país muy ambiciosas, independientemente de que sean o no realizables en su totalidad. Mal haría en ofrecer paliativos ante una realidad tan dolorosa; me gustó el acompañamiento sereno, discreto y alegre de su esposa, y la afirmación del Presidente de que responderá solo por su hijo menor de edad”
Finalmente, comentó que le gustó la purificación y la entrega del Bastón de Mando. Además, recomendó a López Obrador atender su seguridad, ya que pese a que es un hombre querido en México, esas acciones son cuestión de Estado.
Ojalá atienda, ya, su seguridad personal, familiar y de su equipo. Es cuestión de Estado no de baladronadas”