Patrullan 350 Policías Militares la ciudad

 El patrullaje de militares en las calles se incrementó ayer con la inclusión a las tareas de seguridad pública de 175 elementos más del Noveno Regimiento de Caballería, informaron autoridades.

Los castrenses que tienen su sede en la Guarnición de la Plaza de esta ciudad se sumaron a otros 175 de la Policía Militar, cuyos integrantes foráneos arribaron esta semana en el marco de la nueva estrategia de seguridad del Gobierno de la República.

En total ya operan 350 efectivos en patrullajes urbanos aquí y en el Valle de Juárez.

Ayer, durante la tercera reunión de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, se programó el inicio de estrategias de vigilancia en la zona Centro de forma conjunta con agentes de la Policía Federal.

Sin planes para operativo conjunto entre soldados y municipales

Los militares se enmarcan en la región número  100 de las 265 que fueron distribuidas a nivel nacional, explicaron los mandos en la reunión.

Desde el pasado lunes los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) comenzaron a patrullar dentro de la estrategia federal de seguridad pública, que se consolidará una vez creada la Guardia Nacional como una institución del Estado, según los planes anunciados por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aunque aún no se ha determinado el mando único dentro de esta estrategia, en la reunión de ayer celebrada en la Presidencia municipal se presentó a Esaú Iván Pacheco Sánchez, comandante de la Policía Militar, y a Felipe González Moreno, comandante del Noveno Regimiento de Caballería, como quienes estarán a cargo de los castrenses.

Luis Aguirre, director de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), informó al salir de la reunión que los militares aún no reportan detenciones.

“Como son los primeros días están en el análisis de la incidencia delictiva que les proporcionamos, están en una etapa de reconocimiento de la zona, de análisis de la información, de conocer los grupos delictivos. En los próximos días esperamos con bastante expectativa que haya también muchos resultados por parte de ellos”, dijo.

Anunció que las fuerzas castrenses tendrán mayor presencia en el primer cuadro de la ciudad, donde “se verán unos desplazamientos importantes en conjunto con el Noveno Regimiento y la Policía Militar”.

Aseguró que no hay planes para realizar operativos que incorporen a la Policía Municipal y las autoridades federales. “Luego se dialogará sobre la posibilidad de establecer alguna operación en conjunto, pero ahorita es abarcar más, no ha sido necesario agruparnos”, comentó Aguirre.

Dijo que los castrenses harán sus propios arrestos y consignaciones ante las autoridades competentes. “Quien sea la autoridad que detenga tiene que consignar. En el caso de algún arresto por parte de ellos tendrán que llenar los formatos y hacer las cadenas de custodia ante la autoridad competente para que se determine la situación legal”.

De acuerdo con el proyecto de seguridad del nuevo Gobierno federal, en materia de derechos humanos, garantías judiciales y respeto a las libertades se prohíbe expresamente que las personas detenidas sean trasladadas o resguardadas en instalaciones militares.

En la reunión la SSPM informó a los representantes de la Federación sobre las acciones de la Policía Municipal del pasado lunes, donde destaca el aseguramiento de una persona con orden de aprehensión, 27 por diversos delitos, otros cinco detenidos con 627 libras (284 kilos) de mariguana, dos en posesión de una motocicleta con reporte de robo y un arma corta, y el asunto del asaltante muerto por un policía encubierto en una tienda de conveniencia, se dio a conocer.

Detenciones injustificadas

En ese contexto, ayer se observaron patrullajes de la División de Gendarmería de la Policía Federal en la zona Pronaf.

Un grupo de cuatro oficiales a bordo de un Jeep con placas 16224 se detuvo abruptamente para increpar a un transeúnte en el crucero de las avenidas 16 de Septiembre y Américas, obstruyendo por varios minutos la circulación vehicular hacia el oriente en uno de los dos carriles.

El hombre caminaba y fue sujeto a una revisión corporal sin haber cometido una falta, se observó.

El Diario cuestionó a los agentes federales sobre el incidente y explicaron que esta persona contaba con vestimenta similar a la descrita por una quejosa, quien les había reportado supuestas amenazas, pero que el resultado fue “sin novedad”.